Liberación inmediata de todos los trabajadores/as presos/as y cárcel a los capitalistas y burócratas corruptos

Son muchos los trabajadores  y trabajadoras que se encuentran encarcelados, solo por el hecho de luchar los derechos laborales y sociales de la clase obrera, pendientes de juicio o audiencia preliminar. Muchos se encuentran detenidos en sedes de la policía política sin ningún argumento legal, afectando psicológicamente a familiares y a todos los compañeros trabajadores. El caso de Rodney Álvarez, quien tenía 10 años en prisión sin sentencia, es particularmente vergonzoso para un gobierno que se reclama como un supuesto ‘gobierno obrero’.

El pasado 08 de junio del presente año hemos conocido la nefasta decisión de condenarlo a 15 años de prisión utilizando un falso positivo que encubre a los verdaderos delincuentes, quienes se encuentran protegidos por los vínculos con sectores de la burocracia corrupta del gobierno y el PSUV en el Estado Bolívar.

¿Cuál es el supuesto ‘crimen’ de este trabajador ferrominero? El compañero Rodney se encontraba en una asamblea de trabajadores realizada dentro de las instalaciones de la empresa para las elecciones de una comisión electoral que permitiera elegir nuevas autoridades del sindicato. La burocracia sindical, que temía perder el control del sindicato, era contraria a este proceso electoral y reaccionó violentamente, accionando un arma de fuego y de esta manera hiriendo a varios asistentes y asesinando a un trabajador. A pesar de haber numerosas pruebas, incluidos videos que demuestran que Rodney no es culpable, terminaron incriminándolo y usándolo de chivo expiatorio y escarmiento. Se trata de una situación que se ha agudizado y en la que los dirigentes sindicales que no se alineen con la burocracia y su actual política derrotista y procapitalista, son potenciales objetivos de todo tipo de prácticas antisindicales.

Esta política sistemática del gobierno nacional, para complacer a la burguesía y demás enemigos de clase, va acompañada de violentar los debidos procedimientos, así como los derechos humanos. A la par de esto, vemos la liberación y los indultos a dirigentes políticos y empresariales que han estimulado públicamente el racismo y desprecio contra los pobres, campesinos y trabajadores, provocando asesinatos de ciudadanos de nuestro pueblo humilde.

Durante el proceso revolucionario  que vivimos en los gobiernos del Presidente Chávez la clase obrera y el pueblo venezolano mostramos una y otra vez nuestra disposición a llevar la lucha contra el capitalismo hasta el final, para acabar con el poder de los capitalistas y de los burócratas y luchar por una genuina transformación socialista. Sin embargo, la transición al socialismo nunca se produjo, ni siquiera se inició. La revolución bolivariana se quedó a medio camino de concretar los pasos que dieran inicio a la etapa de transición. El resultado ha sido que al frente del estado se ha desarrollado una burocracia cada vez más corrupta que frena y reprime cualquier intento de los trabajadores de luchar por sus derechos y desarrollar políticas verdaderamente revolucionarias

Todo este contexto y accionar del gobierno lo está aprovechando el imperialismo estadounidense, la derecha y empresarios para aplicar, con más tenacidad, presión, bloqueo, amenazas y ataques. Ante este escenario, el gobierno está  intensificando su política bonapartista, mostrando total disposición de permitir la explotación laboral, así como una mayor agresividad y criminalización contra los trabajadores. Esta situación nos exige una lucha seria, consecuente, masiva y unitaria.

El gobierno venezolano y los dirigentes del PSUV han renunciado hace mucho tiempo a cualquier política antimperialista seria o siquiera medianamente progresista y utilizan un discurso cínico y demagógico de socialismo para aplicar políticas capitalistas. Su objetivo es gestionar el capitalismo venezolano de la mano de los imperialistas chinos y rusos. Para ello están desmantelando todas las conquistas y avances sociales alcanzados por la clase obrera antes y durante los gobiernos de Hugo Chávez y llevando a cabo medidas como el infame Memorándum 2792, la Ley de Garantía de Inversión Extranjera, la denominada Ley Antibloqueo y la reciente Ley de Zonas Económicas Especiales.

Esa es la verdadera razón por la que están encarcelado y condenando a trabajadores, campesinos y dirigentes sociales. Es por eso que nuestra clase está sufriendo terrorismo laboral, represiones, amenazas, persecuciones e incluso asesinatos o sentencias como la aplicada a Rodney Álvarez, trabajador de CVG Ferrominera.

El asesinato, la represión estatal y delincuencial contra los trabajadores, líderes obreros y campesinos ha aumentado brutalmente, con la complacencia de una burocracia que es responsable de la descomposición económica, el contrabando, la especulación comercial y financiera, permitiendo los altos costos de la alimentación y medicamentos, dejando que se deterioren los principales servicios públicos y las empresas estratégicas. Esto está en la misma línea política que utiliza la burguesía para humillar a los trabajadores. Por ejemplo, los despidos de dirigentes obreros en distintas empresas, tanto del sector privado (Mitsubishi, Polar, etc.) como del público (Metro de Caracas, CVG Ferrominera, Abastos Bicentenario, entre otros) vienen sucediendo desde hace algunos años y se han agravado en el último período.

Desde Izquierda Revolucionaria, consideramos que es urgente la unidad de todos los revolucionarios para enfrentar esta aberración criminal que se viene desarrollando contra la clase trabajadora y creemos que, si bien es cierto muchas organizaciones han rechazado desde sus plataformas esta vil condena, es necesario dar un paso mucho más allá y con contundencia, unir todas las fuerzas posibles para comenzar a organizar e impulsar acciones en unidad como campañas nacional e internacionalmente para rechazar estos ataques contra los trabajadores(as), campesinos, líderes sociales de la izquierda que defienden los derechos del pueblo y exigir libertad inmediata de Rodney Álvarez y de todos los trabajadores presos políticamente.

¡Sólo el pueblo salva al pueblo! ¡Unidad de la clase obrera y los sectores populares contra la represión y las políticas antiobreras!


window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');