El día Jueves 31 de Agosto 2017, en la empresa Manufactura de Cuero Macusa, ubicada en Barcelona, productora de asientos exclusivos para MITSUBISHI y ENCAVA, sus trabajadores juntos a otras organizaciones obreras como VIVEX, Súper S, se concentraron en los portones de la empresa para denunciar el cierre ilegal ejecutado por el empresario Carlos Enrique Zing.

Este Empresario, el 25 de julio, introdujo ante el despacho de la viceministra, Leninna Galindo del Ministerio del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo, una NOTIFICACIÓN de Cierre de la Empresa a partir del 26 de julio, fecha en que la contrarrevolución llama al paro Nacional de 72 horas como medida de presión para tratar de impedir el proceso electoral de la ANC. La solicitud del empresario, según la Viceministra, no fue aprobada. Sin embargo Carlos Enrique Zing ejecuta el cierre de la Empresa Manufactura de Cuero Macusa S.A, sin importarle dejar en la calle y sin empleo a más de 80 madres y padres de familia.

Los trabajadores denuncian que tienen más de un (1) mes sin cobrar salario, tres (3) meses que no reciben el Bono de Cestaticket Socialista, nueve (9) meses sin percibir los depósitos trimestrales de las prestaciones sociales y más de tres (3) años que no gozan de sus beneficios contractuales. En ese sentido los trabajadores exigen al Presidente Maduro y al Ministro del Poder Popular para el Proceso Social de Trabajo, la aplicación de la Ley Orgánica del Trabajo, con el Articulo Nº 149 (intervención y toma de la empresa por el estado para garantizar el proceso social del trabajo), ya que se tienen más tres (3) años esperando esta decisión; lo que ha generado la renuncia del 50% de la nómina de trabajadores.

Es el momento en que el gobierno responda con acciones concretas para acabar con la agresión, desidia y sufrimiento que ha impuesto este capitalista contra los trabajadores de Macusa y su familiares, debe haber un financiamiento y apoyo técnico desde el estado de manera permanente, para que sea dirigido y controlado por los trabajadores (as). También plantean que en esta nueva fase del proceso bolivariano con la ANC y la grave situación que presenta el país con las sanciones económicas del imperialismo, el gobierno debe demostrar tener confianza en las capacidades y genialidades de la clase obrera, aplicando el Articulo 497 de la Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y Trabajadoras sobre los Consejos de Trabajadores y Trabajadoras, permitiendo la participación protagónica de los obreros en la gestión directa de la empresa bajo las ideas socialistas, donde sus dirigentes sean de elegibilidad y revocabilidad inmediata por la asamblea general de trabajadores, y no la imposición a dedo de funcionarios, que los cargos tengan un salario igual al de un trabajador calificado (para acabar con los privilegios y superioridades que desvían en corrupción y no ayudan al desarrollo colectivo y productivo de la fuerza de trabajo), todos los cargos deben asumir el compromiso de rendir cuentas cada seis meses de su gestión ante la asamblea general de trabajadores y estar dispuestos a ser rotados periódicamente permitiendo que otros compañeros adquieran el conocimiento.