Basta de desidia en el transporte público

En los últimos años las trabajadoras y los trabajadores, junto con las comunidades, hemos visto la nefasta gestión administrativa del transporte público.En muchos terminales, instituciones y entes locales se observan innumerables vehículos de transporte destruidos, que puede caracterizar un gran parque de cementerios de chatarras. Estos depósitos, sin embargo, parecen estar siendo negociados para el lucro de una burocracia mafiosa que se está enriqueciendo acosta del sufrimiento del pueblo trabajador. 

El proyecto de transporte público de calidad planteado por Hugo Chávez Frías, en el Plan de la Patria, tenía como objetivo sostenerse sobre la base de una empresa pública estatal del transporte, que reemplazara el parque automotriz nacional, aplicandocambios desde el consumo de la gasolina por el del gas, para contrarrestar los índices de contaminación. Esto buscaba mejorar la calidad del servicio. Pero el plan hasido sepultado por la burocracia corrupta.

Las comunidades y trabajadores de la zona norte del estado Anzoátegui denuncian constantemente el deteriorodel servicio de trasporte público TRANSANZOATEGUI. Hay unidades activas con vidrios rotos, mal funcionamiento de los aires acondicionados, falta de limpieza interna y fuerte retraso enla llegada a las estaciones, que van desdeuna hasta tres horas. Con la situación de pandemia, no se cumplen los protocolos de higiene y seguridad, se observa un déficit de unidades, lo que presentaconglomeración que pone en riesgo la vida de los usuarios, por no poder cumplir el distanciamiento.

Por otro lado, mientras los trabajadores hacemos un llamado para corregir las fallas yresolver las necesidad de mantenimiento operativo de los transportes, como la falta del suministro de aceite, baterías, cambios de cauchos, los cuales deben ser entregados por la proveeduría del estado,así como la corrección de la desorganizacióninterna del ente que se refleja a lo externo, nos encontramos con la reacción inmediatade la gerencia en maltratar laboralmente a los trabajadores, nos desmejoran nuestros puestos de trabajo, se ejecutan despedidos ilegalmente, no acatan las ordenes de reenganches del Ministerio del Trabajo ynos suspenden el miserable salario mínimo que se percibe ($ 0,8) o nos bloqueanlos bonos que debemos recibir por el Carnet de la Patria. Pero, en cambio, se conoce de la complacencia que se sigue teniendo con el sector privado que hasta participa en la junta administrativa del transporte público del estado, a pesar del saboteo constante que han desarrollado durante todos estos años.

Las trabajadoras y los trabajadores debemos luchar contra este nuevo engaño de la burocracia del gobierno a nuestras comunidades para continuar eliminando los servicios públicos. Como lo hicieron con la destrucción de la red de AbastosBicentenarios (Rabsa) por medio de sus gerentes y funcionarios colocados a dedos desde el Ministerio de Alimentación, ydando la espalda a las denuncias e iniciativas de recuperación que hicieron los sindicatos, delegados de prevención y trabajadores, a quienes terminaron por culpar del desastre. Con el objetivo de acabar el proyecto del presidente Chávez–de crear una red nacional de abastos públicos bajo control obrero contra la especulación y usura –lo que hacen es para justificar la corrupción burocrática y la entregapara empresas privadas como lasiraníes o turcas(como por ejemplo los supermercadosHiperlíder, Más por Menos, Megasis, entre otros), quienesen la actualidad venden sus productos y alimentos a precios que solo pueden consumir una clase social pudiente del país.

Las trabajadoras y los trabajadores debemos organizarnos urgentemente y en alianza con las comunidades llevar adelante la toma de TRANSANZOATEGUI, para establecer un sistema regional que sirva como ejemplo nacional de transporte público, integral y eficiente bajo gestión de los trabajadores en conjunto con las comunidades. Desde FNLCT y la izquierda revolucionaria planteamos las siguientes propuestas para elaborar un programa de lucha de recuperación de TRANSANZOATEGUI:

1) Que el salario de las trabajadoras y los trabajadores esté por encima de la CanastaBásica y se ajuste automáticamente cada vez que aumenten los precios de los alimentos o el valor del dólar/PETRO, así como el aumento de los índices de inflación, según el Banco Central de Venezuela.

2) Que se reactiven las empresas paralizadas del sector automotriz ubicadas en el estado Anzoátegui como: Mitsubishi,Vivex y Macusa para que funcionen como instalaciones de recuperación, transformación y mantenimiento mecánico, pintura, latonería, tapicería, instalación de vidrios,entre otras necesidades, de todo el transporte público del estado.

3) Que cada sector, comunidad, campo y barriada conforme sus comités autónomos de lucha de usuarias y usuarios del transporte, compuestos por las trabajadoras y los trabajadores en conjunto con la comunidad, de forma independiente de la burocracia, lo cual permita accionar organizadamente para mejorar la calidad del servicio y lograr la reactivación de las mesas técnicas del transporte público, conjuntamente con las voceras y los voceros de los consejos comunales.

4) Que las trabajadoras y los trabajadores se organicen en sindicatos y consejos de trabajadores, en alianza con los comités de acción y lucha de las y los usuarios,actuando de forma independiente y autónoma del estado, para garantizar la prosperidad de las empresas, un servicio de calidad, los derechos laborales, contratos colectivos y demás reivindicaciones legales de las trabajadores y los trabajadores.

5) Que se apruebe un recurso especial de forma inmediata y se discuta públicamente el presupuesto regional para mejorar el servicio de transporte público en el estado, eliminando el secreto político de las partidas presupuestarias -ya que esto se presta a hechos de corrupción – se debe hacer pública la estructura de costos de TRANSANZOATEGUI.

 6) Que se ejecute inmediatamente un plan de empleos para la reactivación de las empresas y obras paralizadas relacionadas con el transporte público, y estos sean postulados y aprobados mediante asambleas de las trabajadoras y los trabajadores, junto con las comunidades organizadas por los comités de lucha autónomos, voceros y consejos comunales, en cada localidad, quedando registrado mediante actas firmadas por todos los ciudadanos y organismos presentes.

7) Que TRANSANZOATEGUI, MITSUBISHI, VIVEX Y MACUSA pasen a ser gestionadasdirectamente por los trabajadores y las organizaciones comunales, los cuales tengan el poder de elegir y revocar, de forma INMEDIATA a través de Asambleas de Trabajadores, cualquiera de los cargos de dirección, incluyendo a quienes estén al frente de cualquier institución del Ministerio de Transporte y la Junta Directiva de las empresas, los cuales no gozan de privilegios, por lo que deben percibir un salario igual al de un trabajador calificado y los mismos derechos laborales. Éstos deben rendir cuenta públicamente de sus trabajos administrativos en el periodo de seis meses.

¡Solo el pueblo salva al pueblo!


window.dataLayer = window.dataLayer || []; function gtag(){dataLayer.push(arguments);} gtag('js', new Date()); gtag('config', 'UA-148771171-1');