Durante el programa semanal Aló Presidente, transmitido el pasado domingo 22 de abril, el Presidente Hugo Chávez invitó a los venezolanos a estudiar los escritos del revolucionario ruso León Trotsky, y especialmente lo expresado por éste en el folleto El Programa de Transición, programa de acción elaborado por Trotsky y aprobado en el Congreso Fundacional de la Cuarta Internacional en 1938, el cual constituye una de las bases fundamentales de la corriente trotskista dentro del marxismo..

Luego de una llamada al programa por parte del señor Ramón Gonzalez, un oyente del programa, Chávez afirmó haber leído recientemente el folleto de Trotsky que le fuera regalado por el Ministro del Poder Popular para el Trabajo y Seguridad Social, José Ramón Rivero, quien es seguidor del pensamiento del revolucionario ruso.

"No me puedo clasificar como trotskista, no, pero tengo tendencia, porque yo respeto mucho el pensamiento de León Trotsky, y cada vez que lo respeto más lo percibo mucho mejor. La revolución permanente por ejemplo es una tesis importantísima. Hay que leer, hay que estudiar, todos, aquí nadie está aprendido," afirmó el líder del proceso revolucionario bolivariano.

El programa de transición planetea entre otras cosas, el establecimiento de medidas como la escala móvil de salarios y escala móvil de las horas de trabajo, la eliminación del llamado "secreto comercial", el establecimiento del control obrero sobre la industria, la expropiación de ciertos grupos de capitalistas, la expropiación de los bancos privados y la estatización del sistema de créditos, entre otras.

Chávez destacó aspectos relativos a la teoría de la transición, planteada por Tortsky en su folleto y afirmó que en Venezuela están dadas todas las condiciones para construir un país socialista. "León Trotsky en un folleto que no me lo traje, me lo iba a traer y se me quedó. Bueno, estaba leyéndolo esta madrugada, es la teoría de la transición, es un librito de no más de 30, 40 paginitas, pero vale oro puro, un pensador luminoso León Trotsky. Entonces él dice, cuando tú hablas Ramón, Rafael Ramón González Ramírez, desde Valera, nos está diciendo él en su llamada que en Venezuela están dadas todas las condiciones para que seamos un país, pero un país socialista, una sociedad próspera socialista, socialistamente desarrollada, porque cuando uno habla de desarrollado hay que tener cuidado. ¡No, que Venezuela va a ser un país desarrollado! Cuidado, porque no se trata de copiar el modelo del norte, ese modelo está acabando con el mundo, compadre, por eso digo un término que me ha brotado: socialistamente desarrollada, ecológicamente desarrollada," dijo.

El Primer Mandatario llamó la atención en torno a la afirmación de Trotsky en su panfleto escrito en 1930, de que en Europa y en otros países desarrollados del norte las condiciones para una revolución proletaria no sólo estaban maduras sino que ya se estaban empezando a descomponer.

"...Entonces dice León Trotsky en ese escrito producido por allá, entre las dos guerras fue eso, después de la Primera Guerra Mundial y estaba que reventaba la Segunda Guerra Mundial, por ahí por los años treinta, treinta y tantos. ¿En qué año fue que mataron a Trotsky? ¿Nadie recuerda? Bueno, tarea para todos los que están aquí. Entonces, él dice Rafael, que las condiciones, según su criterio en aquel momento, que en Europa y en otros países desarrollados del norte las condiciones para una revolución proletaria no sólo estaban maduras sino que ya se estaban empezando a descomponer, porque lo que madura se puede descomponer, se pasa, eso puede ocurrir. A mí me llamó la atención poderosamente esa expresión, María Cristina, porque nunca yo la había leído, o sea lo que eso significa, las condiciones pueden estar, si no las vemos, si no las captamos, si no sabemos aprovechar el momento se empiezan a descomponer, como cualquier producto natural de la tierra, el mango, etc. Y entonces apunta León Trotsky a algo importantísimo, y él dice que se empezaban a descomponer no por culpa de los trabajadores sino de la dirigencia que no veía, que no sabía, que era cobarde, que se subordinó a los mandatos del capitalismo, de las democracias burguesas, los sindicatos. Bueno, se acoplaron al sistema, los grandes partidos comunistas, la Internacional Comunista se acopló al sistema y entonces nadie supo aprovechar por falta de dirigencia y de liderazgo oportuno, audaz, inteligente, que orientara la ofensiva popular, aquellas condiciones. Y luego vino la Segunda Guerra Mundial y sabemos lo que ocurrió, y después de la II Guerra Mundial, y luego terminó el siglo con la caída soviética y la caída de los llamados socialismos reales," agregó.

"Bueno, aquí están dadas las condiciones, yo creo que ese pensamiento o esa reflexión de Trotsky es útil para el momento que estamos viviendo, aquí las condiciones están dadas, en Venezuela y en América Latina, no me voy a meter con Europa en este momento, ni con Asia, ahí hay otras realidades, otros tiempos, otras dinámicas, pero en América Latina están dadas las condiciones, y en Venezuela pero por supuesto, para hacer una verdadera revolución," continuó.

Parafraseando a Vladimir Lenin, Chávez destacó la necesidad de construir un partido revolucionario, una dirigencia revolucionaria, orientada en función de una estrategia.

"Ahora, la dirigencia, por eso insisto yo tanto en un partido, en la necesidad de un partido, porque no hemos tenido dirigencia revolucionaria a la altura del momento que estamos viviendo, una dirigencia a la altura del momento que estamos viviendo, unida, orientada en función de una estrategia, unida, como decía Vladimir Illich Lenin, una maquinaria que sea capaz de articular millones de voluntades en una sola voluntad, eso es imprescindible para llevar adelante una revolución, si no se pierde como los ríos cuando se desbordan, como el Yaracuy cuando llega allá al Caribe, se pierde el cauce y se convierte en laguna, se convierte como en un Delta pero lagunoso, o de lagunas," dijo.