Convocados por el Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT)

Trabajadores de diferentes empresas, colectivos obreros, movimientos comunales, sindicatos, consejos de trabajadores y delegados de prevención, trabajadores despedidos y en situación de reenganche pero que no han recibido una respuesta clara de su fecha de reinserción fueron convocados por PCV, PPT, REDES, VOCES ANTIIMPERALISTAS y el Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT) se dieron cita en la sede del PCV (Teatro canta claro Caracas) este 1 de mayo para la primera asamblea sindical clasista unitaria.

El objetivo de la asamblea era discutir de las problemáticas que padecen estas organizaciones sociales y políticas revolucionarias a seguir, los atropellos que está recibiendo la clase trabajadora en estos momentos tan difíciles para la revolución por parte de los empresarios y de toda una serie de altos funcionarios que desde la dirección de empresas e instituciones públicas se dan a la tarea de incumplir el legado de Chávez y aplicar políticas capitalistas que perjudican gravemente a la clase obrera y la revolución. Y en base al debate colectivo poder acordar un Plan Nacional e Integral en función de acumular fuerzas en la lucha popular.

El diputado bolivariano Oscar Figuera, dirigente del Partido Comunista de Venezuela (PCV) comento sobre las lecciones históricas que dejo las movilizaciones del año 1958 cuando no se rompió con la derecha y eso permitió que esta llegara al poder y se desperdiciara una oportunidad importante para la toma del poder por parte de los revolucionarios. También hizo referencia a que los trabajadores deben liderizar los sectores patrióticos, ser vanguardia e incorporar a los sectores populares a la lucha revolucionaria y ser conscientes que hay amplios sectores combativos de organizaciones de masas como el PSUV que son importantes ganar para acumular fuerzas a la lucha revolucionaria.

Las intervenciones estuvieron cargadas de combatividad, conciencia de clase y mostraron un claro rechazo a las medidas que están tomando desde el gobierno. Como fueron las referidas a concesiones y exoneraciones a los empresarios en el pago de impuestos, entrega de créditos y dólares a los empresarios durante la Expo Venezuela Potencia 2017, la política de colaboración de clase en el caso de créditos a empresarios parásitos que han estafado a la nación, dejando como saldo a empresarios más ricos y una cantidad de trabajadores más pobres desencantados con el socialismo y la revolución. Aparte de la lamentable postura de la burocracia de maniobrar o aplazar elecciones en sindicatos, consejos comunales y que inexplicablemente se daban discusiones de contratos colectivos con sindicatos minoritarios que no representan la mayoría de los trabajadores y que a su vez estos salían de la nada por las facilidades y la permisividad de los ministerios de trabajo para la conformación de estos sindicatos que en la práctica son patronales y burocratizados.

En reiteradas ocasiones se menciono el apoyo de las organizaciones presentes a la salida de Venezuela de una de las organizaciones burocráticas a nivel internacional como la OEA, llevando consigo la lucha contra el imperialismo. Esta asamblea además de coincidir con la revolución de octubre de 1917 debía servirnos de lección para el periodo próximo y que simultáneamente coincidía con la crisis más brutal del capitalismo y como nos ha demostrado la historia la peor parte la lleva a cuesta la clase trabajadora y que esta clase por su conciencia colectiva, una clase para sí misma, ha demostrado que no se ha sumido ante las adversidades y ha luchado por sus derechos.

Por su parte José Gregorio González trabajador despedido de RABSA y secretario de organización de SINBONATRA hizo señalamientos a la actitud desinteresada con respecto al legado de Chávez de funcionarios del ministerio del trabajo que obstaculizan las ordenes de reenganche a los trabajadores de RABSA y que lamentablemente no se respeto el fuero sindical o que fueran delegados de prevención e incluso mujeres embarazadas. Medidas que llevan consigo no solo a los trabajadores despedidos de RABSA sino al conjunto de los trabajadores, deteriorando las condiciones de vida. José Gregorio acoto que esto perseguía un fin político: desmovilizar a la clase obrera.

La asamblea conto con la participación internacional de los nacionalistas vascos, quienes hablaron sobre el derecho de autodeterminación de las naciones oprimidas y la conformación de una Europa socialista.

De los temas acordados en la asamblea, sobresale la conformación de una coordinación intersindical clasista de solidaridad con representantes de distintas organizaciones, que dentro de los próximos días publicara un documento de donde se muestran solidarias con los trabajadores agredidos por la patronal pública y privada. Dejando claro, la necesidad de frenar los despedidos injustificados e ilegales, un plan de actividades para que se ejecuten las ordenes de reenganche, rechazar la tercerización y precarización laboral, contra las desmejoras en las condiciones de vida de los trabajadores, recuperar el poder adquisitivo y no a la bonificación del salario, impulsar los consejos de trabajadores y completa libertad sindical, el documento suscribirá el apoyo de la salida de Venezuela de la OEA.