Los trabajadores de la Empresa Alimentos Súper S exigen la nulidad total (en forma y fondo) del expediente de calificación de despido del trabajador Manuel Tuarez por parte de la Inspectoría del Trabajo “Alberto Lovera”, a cargo de la ciudadana inspectora Paulina Fernandez, porque el trabajador está amparado en su condición de Delegado del Consejo Productivo de Trabajadores CPT- ALIMENTOS SUPER S, conforme al Decreto Presidencial N° 2.535 y como lo señala expresamente la misma inspectora Paulina Fernandez en la Boleta de Notificación firmada por ella misma (ver imagen anexa) y en virtud de lo cual en forma masiva y contundente, exigen el reenganche, en forma inmediata y forzosa, del trabajador Manuel Tuarez en consonancia con el artículo 89, numeral 3 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y que reza lo siguiente:

“Cuando hubiere dudas acerca de la aplicación o concurrencia de varias normas, o en la interpretación de una determinada norma se aplicará la más favorable al trabajador o trabajadora. La norma adoptada se aplicará en su integridad.”

Como estamos en presencia de una evidente incongruencia legal, la inamovilidad Presidencial priva sobre el despido que de por si ya venía con vicios de sustentabilidad , que se pueden encontrar visiblemente en el expediente (ver imagen de boleta de despido). Por todo lo anterior los trabajadores de Alimentos Súper S anuncian que se mantendrán en pie de lucha hasta que sea reincorporado plenamente el camarada Manuel Tuarez de conducta intachable, operario que prestó servicio militar en la brigada paracaidista, inspirado por el comandante Chávez. Es un obrero cooperante de la Revolución, y cuyo único delito es luchar por los derechos laborales y por aumentar y mejorar la producción contra el sabotaje contrarrevolucionarios del patrono y poder avanzar en garantizarle alimentación de calidad a la población , cuestión que visiblemente molestó a su patrón golpista.