¡Hacer de la rabia una lucha organizada!

El pasado 11 de noviembre, nuevamente fueron agredidos por la policía un grupo de compañeros normalistas de Ayotzinapa que viajaban en la carretera Tixtla-Chilpancingo. Los policías persiguieron y atacaron directamente al convoy de autobuses que transportaba a los estudiantes. En vehículos en movimiento rompieron los vidrios del autobús y dispararon gases lacrimógenos. Posteriormente atacaron a los estudiantes y se produjo un enfrentamiento totalmente desigual, del cual resultaron 20 compañeros heridos y hay otros 30 desaparecidos. Únicamente han sido presentados 10 detenidos.

Esta nueva acción represiva es una confirmación del carácter totalmente despótico y policial del Estado burgués al que tenemos que enfrentar de manera contundente, con movilizaciones de masas, la organización permanente de trabajadores, campesinos y estudiantes bajo una perspectiva revolucionaria. Debemos denunciar cada agresión, apelando a defender los derechos democráticos con la lucha organizada. Ni el estado, ni ninguna de sus instituciones nos otorgará los derechos que merecemos y necesitamos, únicamente la autorganización de la juventud y la clase trabajadora pondrá un freno al régimen policial de Peña Nieto.

Es fundamental vincular la denuncia de la represión a las demandas que en cada momento el grueso de los estudiantes y trabajadores visualizan como prioritarias, generando así una consciencia de lucha donde se vinculen las luchas cotidianas con la lucha por la transformación radical de la sociedad. Porque la naturaleza misma del Estado, controlado por una minoría privilegiada de la sociedad, es la de ejercer violencia contra la mayoría del pueblo trabajador, violencia física y económica.

Cada agresión debe forjar como un golpe de martillo la conciencia y la organización revolucionaria. Cada nuevo ataque y muestra de brutalidad debe alentar a los activistas a enraizarse más firmemente entre las amplias capas de la juventud y los trabajadores, pues las acciones aisladas y desesperadas no rinden los frutos que necesitamos. ¡Ante la represión, solidaridad, denuncia, organización y lucha permanente!

Desde el Comité Estudiantil en Defensa de la Educación Pública (CEDEP) hacemos un llamado a todos los activistas y organizaciones de izquierda a organizar actos de propaganda y difusión de este nuevo ataque contra nuestros compañeros de Ayotzinapa, organizando reuniones, asambleas y mítines donde se organicen manifestaciones de solidaridad, vinculando la lucha contra la represión con la lucha por las demandas de cada comunidad. Invitamos a todos los estudiantes a ponerse en contacto con nosotros para coordinar las acciones de solidaridad. ¡Frente a la represión la movilización! ¡Ayotzinapa somos todos, justicia!